SERVICIOS SOCIALES PARA TODOS Y TODAS. NO A LOS RECORTES

13 diciembre 2010

SOBRE HUECOS Y MADEJAS.


¿Cuánto espacio puede ocupar las preocupaciones en nuestra cabeza? Me refiero a si consiste en un espacio finito, a modo de caja, que vamos rellenando sin tener muy claro si llegado el momento se pudiera desbordar. Y entonces que. ¿Y si las preocupaciones no tienen forma definida? ¿Si son formas inconexas que no cuadran y que dejan un espacio al cual no se puede llegar para organizarlas? ¿Si no fueran formas rígidas y fueran creciendo como un globo a medida que nuestra respiración se vuelve más y más rápida?

¿Cuánto espacio ocuparían entonces? ¿Dejarían un hueco, por pequeño que fuera, para que se deslizara dentro un poco de esperanza y alegría? ¿Podríamos rellenar esos huecos de cosas positivas para que las preocupaciones terminaran por caer fuera de la caja? ¿Y al caer que pasaría con esas preocupaciones? ¿Tiene las preocupaciones una madeja de la que tirar, desenredar, guiar para transformarlas en un ovillo? ¿Podríamos usar ese ovillo para pescar de nuestra cabeza otras preocupaciones? ¿Asumimos la presencia de preocupaciones en nuestra cabeza de manera que con un poco de esfuerzo y orden encontremos sitio a los estímulos que nos llenan y rellenan y despiertan la sonrisa?

Yo creo que si. Que hay que buscar esos huecos y desentrañar madejas, hacer ovillos y verter dentro de nosotros todo lo bueno que encontremos a nuestro paso. Y dejar que determinadas preocupaciones nos mantengan alerta, despiertos, soñando con seguir encontrando esos espacios, por pequeños que sean, donde instalar la trinchera de la esperanza, porque a veces, por muy profundo que esté ese hueco, por mucho que haya que bregar para llegar a él, al final merece la pena instalarse en ellos.

2 comentarios:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

no ser conscientes de ellos es vivir sin tener los pies en el suelo, que ya nos gusta, pero no hay más remedio que afrontarlos

un abrazo

jairo F.Quindós dijo...

Turula, ese hueco es complicado de hacer mi hueco lo rellena mi chica y amigos, sumando a la familia con ellos se va el globo de las preocupaciones ;) un saludo desde mis mundos.