SERVICIOS SOCIALES PARA TODOS Y TODAS. NO A LOS RECORTES

16 noviembre 2011

PORQUÉ HE VOTADO A EQUO.




Ayer voté por correo, y di mi voto a Equo. Fue una decisión de último minuto ya que en principio daba por hecho que iba a votar a otra formación. Pero me leí el programa de Equo y consideré que se ajustaba bastante a lo que quiero para los ciudadanos, para mi hijo, para los míos y para mí.

He votado a Equo porque defiende lo público, porque defiende políticas de izquierdas que pretenden enfrentarse al capitalismo y a su crisis con un modelo que aunque antiguo no deja de ser innovador en este tsunami de mercados, primas de riesgo y deudas.

He votado a Equo porque considero de verdad que su programa electoral está dirigido a todos y todas, porque creo que contiene medidas que no dejan de lado a nadie, y mucho menos a los que más lo necesitan. Quieren una escuela pública, una sanidad pública, quieren políticas de apoyo para todas las familias, quieren centrarse en las políticas de inclusión social, priorizando el foco de las mismas en los colectivos más desfavorecidos.

He votado a Equo porque considero que su programa es posible, porque tiene un equilibrio armonioso entre las políticas sociales y medioambientales, pero a su vez, y relacionado con lo anterior, no deja de lado la importancia de la economía, de la creación de empleo sostenible y de calidad.

He votado a Equo porque su número dos por las listas de Madrid, Inés Sabanés siempre ha sido una mujer a la que he respetado mucho y la que tiene mi confianza. La he visto batallar en Madrid, casi siempre con un escaso apoyo de su entonces grupo, Izquierda Unida. La he visto en el Ayuntamiento de Madrid y en la Asamblea en su último periplo en IU. He visto como la han desplazado, como se ha enfrentado a la dirección y como en un gesto de coherencia (pero sin los histriónicos aspavientos de Rosa Díez) dejó la formación y dimitió de todos sus cargos. No estoy de acuerdo con los que la acusan de abandonar el barco por no estar en las listas. Esto sería creíble si no fuera porque aceptó el reto de embarcarse en un proyecto nuevo, con escasas posibilidades de obtener un escaño. Y ahí está, con muchos otros, entre los que figura como cabeza de lista Juan López de Uralde, conocido por montar un estupendo cirio internacional por colarse en una cena en la residencia de la reina de Dinamarca para protestar por la escasa implicación de los líderes mundiales en el cambio climático. Apunta maneras para que me guste.

En fin, disto mucho, para bien o para mal, de ser un ecologista, pero lo que si soy es una persona, un ciudadano, un hijo, un padre, una pareja, un amigo con conciencia social, y quiero que esto salga adelante, quiero que los que lo están pasando mal puedan salir a flote, y quiero un gobierno que nos defienda a todos si, pero que trabaje noche y día en beneficio de los más necesitados, de los más débiles, porque solo así conseguiremos construir un mundo mejor, un mundo justo, un mundo en el que nuestros hijos no tengan que vivir con desigualdades e injusticias.

Por eso y porque otra forma de hacer política es posible, yo he votado a Equo.

2 comentarios:

jairo F.Quindós dijo...

Creo que no has tomado mala eleccion, si quieres confirmar tu voto con tu ideología mira esto, http://www.elecciones.es/ compara con preguntas tu ideologia, a mi me sale UPyD, Equo no me desagrada para nada la verdad solo que lo de la Nuclear...es en lo unico que no estoy de acuerdo, pero en el resto son muy coherentes, que dios nos pille confesaos con los que vienen...

abajolasopos dijo...

Por desgracia, la suerte parece echada. El 20 hablamos, habrá mucha movida a nivel blog-twitter